Buscadores

Video sobre LocalPlan

Video sobre LocalPlan

SÁNLUCAR DE BARRAMEDA

Publicado el 30/04/2014

La guarnicionería es una de las pocas tradiciones artesanas que se han mantenido con exquisita pureza a lo largo de la historia en nuestro país. Esto se debe a la importancia capital que el caballo ha desempeñado siempre en la cultura española, y especialmente en la andaluza, tierra en la que estos animales han contribuido a enriquecer ayudando en las tareas del campo, en los trabajos con ganado y en las múltiples batallas en las que han participado a lo largo de los siglos. Hoy en día, la tradición guarnicionera se mantiene gracias a los aficionados de este arte, que siguen exigiendo los mejores materiales y calidades en los arreos para sus monturas.

arreo caballos

Nos acercamos a Sanlúcar de Barrameda, en la desembocadura del río Guadalquivir, frente al Parque Nacional de Doñana. Las largas playas de arena blanca forman parte de la conocida “Costa de la Luz” y son perfectas para descansar. La playa de Bajo de Guía es el lugar idóneo para comerse un arroz con marisco o unas raciones de pescaíto frito en una de las terrazas. El núcleo urbano es agradable para pasear entre los monumentos de interés histórico y artístico: murallas, bodegas, palacios, conventos.. Y tomar un café y un dulce en una terraza de sus frescas plazas es una agradable manera de pasar la sobremesa en verano.

arreo

Conocemos a Jose Andrés Tejero, un guarnicionero que heredó este arte de su padre, que a su vez lo heredó de su abuelo, quien abrió el primer taller en 1950. Es un joven alegre y simpático que combina las antiguas técnicas tradicionales con las nuevas tendencias. Nos explica cómo se fabrica una montura vaquera de modo tradicional. Se empieza montando el casco, que es el esqueleto de la montura. Se arreofabrica la concha, cosiendo dos lonas a mano y haciendo unas canalizaciones paralelas que le darán forma, para después rellenarlas de tacos de paja de centeno hasta conseguir la dureza adecuada. A continuación se montan las barras de hierro, una para la parte trasera y otra para la delantera, que también se forran de paja. Después se le une la parte trasera y se puede añadir o no perilla a gusto del cliente. Luego se procede al empellejado, que consiste en cubrir el armazón con cuero crudo de vaca, previamente humedecido en agua, que se cose directamente al casco para que al secarse (durante varias semanas) adquiera dureza y aporte resistencia a la montura. El vestido, que protege la montura y se hace en cuero, puede ser moteado o rayado, dependiendo del uso del jinete le vaya a dar, se cose al casco.


A continuación se acoplarán los bastes, que son las piezas que van entre la montura y el caballo, protegiendo la montura del sudor y evitando el roce con el animal. Se rellenan de pelo natural, que seca fácilmente y no produce alergias ni rozaduras. Después se hace la almohadilla a base de lona y pelo, que contribuye a dar confort al asiento del jinete pero debe ser fina, permitiendo que el jinete tenga buen contacto con el caballo y pueda sentir su movimientos. Por último, se le coloca la azalea natural, de lana de oveja, y se se le unen al armazón la baticola, las acciones de estribo y la cincha.

Es un placer observar al guarnicionero marcando con el matujejo las pieles cuidadosamente elegidas las formas de las diferentes partes que conformarán los arreos, trabajando la piel, calándola o repujándola con un sinfín de herramientas: cuchilla de media luna, sacabocados, uñeta matacantos…

Te invitamos a aprender de nuestro anfitrión este arte centenario y a que pongas a prueba tus habilidades para realizar una pequeña pieza de cuero que podrás llevarte de recuerdo.

Si quieres visitar este taller y aprender cómo se hacen los arreos del caballo, puedes realizar una reserva a través de www.localplan.es

Descubre el arte de la guarnicionería
http://www.localplan.es/es/artesania/56-descubre-el-arte-de-la-guarnicioneria.html

¡Síguenos en Facebook! www.facebook.com/localplan.es

COMENTARIOS

No hay comentarios de usuarios todavía

Añade un comentario